El eremita en su ermita, el santon místico, los padres espirituales del desierto y el chamán amazónico que viven apartados de la comunidad. Son muchas y coincidentes las genealogías en diferentes culturas de las sencillas y bellísimas ermitas que coronan los pueblos; estas son algunas de la comarca de MORVEDRE que habito. Gilet, Petres, Sot,… AGUA.

“Ya no puedo pensar más lo que quiero. Las imágenes móviles (el cine) reemplazan mis propios pensamientos” cita W. Benjamín a Georges Duhamel (1930) el cual lanza todo un ataque al cine de masas como instrumento calificándolo de “Diversión de esclavos, entretenimiento de iletrados…” . El cine acababa de empezar a hablar 3 años antes -1927- y en un tiempo récord y gracias al sonido ya era una industria global que trastocaba las más brillantes mentes.

Lamento descubrir tan tarde a Walter Benjamín, aunque por la noche (territorio de nictálopes, lobos, destripadores y Nosferatus , puede ser más letal que esos seres eviscerados ). Habría que resucitarlo para que 90 años después nos ilustre de nuevo.

Afirma Foucault que le gustaría escribir la historia de los vencidos pero hay un problema “quienes fueron vencidos se les ha quitado la palabra y si hablasen no lo harían en su propia lengua. Se les ha impuesto una lengua extranjera”

En mi documental “U-Topos, no lugar. La utopía Guarani/Jesuítica” Bartomeu Meliá (Jesuita indigenista) sostiene que “cuando el conquistador llega, lo primero que hace es negar la cultura existente” impone una lengua, unas costumbres, y al final, el descubrimiento se convierte en encubrimiento.

Si damos por válidos los planteamientos tanto de Foucault como de Meliá, el debate surge cuando los jesuítas imponen el conocimiento de las lenguas indígenas para acceder a las comunidades utópicas que desarrollaron en tierras de los guaranies. Las universidades estaban obligadas a abrir cátedra de “la lengua general de los indios” y los jesuítas obtuvieron carta blanca de la administración del Imperio español para cerrar la zona (todo el cinturón selvático que rodea Brasil, desde Venezuela y Colombia a Paraguay y Argentina, pasando por Perú, Bolivia) e incluso crear un ejército propio para defender a los nativos.

El Guarani es el único idioma nativo que hoy día es oficial en America Latina y sin embargo la expulsión de los jesuítas conllevó toda una cadena de conflictos locales con los guaraníes y los nuevos administradores impuestos desde España.

Unos conflictos que básicamente convergen en el abandono de las misiones y el retorno a la selva de los indígenas perdiéndose 150 años de convivencia ínter cultural.

Si retomamos el origen de las palabras de Foucault y Meliá, ¿Se puede llegar a escribir la historia de los vencidos? ¿Solo hubo encubrimiento?

Un documental para el debate.

LA PELAZON DE LOS TIKUNA De todos los ritos de pubertad, el más doloroso y espeluznante que he estudiado en la Biblioteca Amazónica de Iquitos es sin duda el de las niñas pre púber de los Tikuna en el que a la joven le arrancan el pelo, si le arrancan, no cortan, se lo arrancan hasta el último mechón de la cabeza, pero además, el rito va precedido de un ceremonial terrible.

Durante 4 días la niña no debe ni podrá dormir sometida sin descanso al ritmo hipnótico de los poderosos tambores que llegan a escucharse a cien kilómetros.

El cuerpo de la joven es pintado de negro y le ponen una corona de plumas además de plumón de gorrión en las mejillas.

Deberá caminar sobre brasas y aún falta un último detalle digno de película de terror: los asistentes se cubren el cuerpo de máscaras hecha con tejido vegetal, representando a los demonios. De esta forma, la niña pierde el contacto con su gente y aumenta el terror por los démonios, cuyas máscaras podéis ver en los maniquíes del museo.

Mechón a mechón, le arrancan hasta dejarla calva. Terrible

Con semejante rito, la tribu pretende advertir a la joven que la vida es dura, que los dolores del parto, que…

Al final, la niña es lavada en el río, y será protegida por un rito purificador para, finalmente ser aceptada por la comunidad y considerada apta para formar una familia.

En fin, hay cosas difíciles de aceptar.

En la foto podréis ver las mascarás sobre maniquíes y adornos de plumas de la niña.

No sé si alguien ha grabado este ceremonial de iniciativa pues invitan a otras etnias, pero no tengo interés en verlo. Uno se pregunta si es mejor, no saber algunas cosas, porqué la comunidad desde la inocencia de su razonamiento natural-todo se hace para proteger a la futura madre y asegurar la supervivencia de la comunidad- porqué tiene un coste tan doloroso y psicológicamente tan terrible al verse la niña rodeada de espeluznantes máscaras bajo el poderoso sonido de los tambores.

Los señores de caucho y los LOS REVIENTA CABEZAS sobrenombre por el que se conoce a una etnia “auto aislada” de la Amazonia. Son nómadas y su historia está envuelta en una misteriosa leyenda que les atribuye esa afición por reventar cabezas pero solo de hombres blancos.

Dicen que habitaban las zonas del caucho y que horrorizados por la extrema crueldad de los señores del caucho, hombre blanco que veían, cabeza que reventaban sin mediar palabra.

Sus temibles mazas dan miedo.

En la lógica natural (e inocente) de la cosmovision amazónica, cuando una etnia se pone así de bruta es porque te has pasado siete pueblos y es que los revienta cabezas no querían ser esclavizados, sufrir mutilaciones y que sus mujeres fueran violadas por no cumplir con la cuota de recolección del caucho asignada por estos señores de trajes de seda y finos modales que adquirían hectáreas de árboles del caucho, nativos incluidos todos en el mismo lote.

Huyeron hace más de cien años a la selva profunda y cuando aún hoy, si avistados por una avioneta, lo abandonaban todo precipitadamente y huyen pues creen que les buscan los caucheros.

Aseguran que han intentado convencerles de que los tiempos del caucho han finalizado, pero ellos no se lo creen, pues en la lógica natural del indio, quien ha ejercido tanta crueldad, cambia pero solo en apariencia.

El las fotos. Busto de Barón de Morey y fachada del que fuera uno de los hoteles más lujosos de América del Sur.