Una jornada bendecida

Pocas veces se disfruta tanto en ese periodo tan inestable que son las pruebas donde todo son dudas, incertidumbres y más aun en este caso en el que la película está en pleno proceso de financiación. Mil gracias por vuestra ayuda, Alba Ferrara y David Pinilla

GIOVANNA RIBES -Directora de cine y productora- Aguantar con todo

Giovanna forma parte de esa rara especie de directores de cine y productores a la vez. Raza de especímenes hechos a si mismos a base de aguantarlo todo para sacar su película con una pequeña productora y luego estrenarla a duras penas. Giovanna es eso: Quieta en su sitio mientras el publico pasa y los coches circulan. Gio es un ejemplo para todos.

De la bonita serie: Psico-retratos-cineticos o “así los veo”. La idea es que haya siempre un objeto o sujeto en movimiento.

 

EL COLLAR DE SAL. Tras la huella de Melquiades

English text below

Marta recorrerá cien circos en en busca de su padre el mago Melquiades del que decían que guisaba gatos y los transformaba en perdices, faisanes y liebres. Un circo familiar acaba de llegar al pueblo y como en el guión, nos vamos a comprobar si Melquiades está entre ellos.

In search of his father Melquiades the magician, Marta would travel to hundred circus. They said that Melquidaes use to cook cats and transforms it into partridges, pheasants and hares.

Tras la huella del mago Melquiades

English text below

Marta recorrió los circos en busca de su padre el mago Melquiades. Sólo sabia que era joven y viejo a la vez, funambulista y payaso. “El mejor de los malabares, fuiste tu” le dijo un día su madre…

Marta travelled hundred circus in search of his father the magician Melquiades. She just knew that he was young and old at the same time, aerialist and clown…

Personajes en busca de un actor

Danki, que significa gracias en Papimiento era nieta de nieta de esclavos. Su madre Mangel nació en las Antillas holandesas y como era tan orgullosa como esbelta, solo hablaba el Papimento, una mezcla de español, portugués y lenguas africanas. Un día, su madre, que tenia un humilde puesto de pescado en el mercado de Aruba, cogió a su hija Danki y se fue hasta la mismísima metrópoli europea a pedir una compensación a las autoridades . “Durante generaciones hemos trabajado para que vosotros os hagáis ricos a cambio de nada, ahora sólo quiero que mi hija reciba la misma educación que la vuestra, o sea que aprenda Francés, Inglés y Alemán, ademas de tocar el piano, equitación y tenis. De lo demás, ya me ocuparé yo, que soy su madre”. Mangel solo recibió una pequeña vivienda social y una plaza en la guardería del barrio de inmigrantes.
Mangel, que significa dulce, pastel, en Papimento, perdió la luz, la alegría, el sol. Un día le dijo a su hija… (Continuará) (Foto pruebas con Carla Boricó y Estefania Zaragoza)